Una noche de fiesta: Una bomba de relojería

El efecto de las drogas y una noche de fiesta en nuestro organismo

Cuando una persona decide salir una noche de “fiesta” lo suele tener asociado con consumo de alcohol y otras drogas, producto de un aprendizaje a largo plazo. No todo el mundo que sale una noche tiene que consumir drogas, pero la sociedad actual está muy vinculada al abuso de sustancias una noche de fiesta.

Habitualmente, el primer contacto con las drogas que realizan los adolescentes es con el alcohol y los porros. Cuando este primer contacto se mantiene en el tiempo puede dar lugar a la búsqueda de otras sustancias como la cocaína y drogas de diseño. No todos los jóvenes que comienzan a consumir alcohol o porros acaban consumiendo otras sustancias, pero tienen más probabilidades de consumirlas ya que están más expuestos que aquellos jóvenes que no se hayan iniciado nunca.

noche de fiesta

¿Qué consecuencias tiene una noche de fiesta en nuestro cuerpo?

En el momento que una persona decide quedarse una noche de fiesta hasta altas horas de la madruga con consumo o sin él, ya produce una ruptura en sus ritmos circadianos, lo que puede desembocar en problemas asociados con el sueño-vigilia.

Si además le sumamos consumo de sustancias esta ruptura se acentúa, debido a que las drogas afectan directamente en las fases de nuestro sueño reduciendo parte de nuestra fase REM. Esto hace que nos sintamos cansados aun después de haber dormido más de ocho horas. Justo después de acabar el consumo, aparece el periodo de abstinencia donde el sueño se ve muy afectado, alterando nuestro ciclo y produciendo despertares continuados.

Cuando una noche se consume grandes cantidades de alcohol las consecuencias suelen ser devastadoras para nuestro organismo. Desde el primer instante que se ingiere el alcohol comienza a realizar estragos por cada uno de nuestros órganos.

Los intestinos son los encargados de absorber el alcohol y transportarlo hacia el torrente sanguíneo, el cual está en contacto con todas las partes de nuestro organismo. Una vez comienza a afectar a nuestro cerebro lo primero que hace es liberar dopamina en el sistema de recompensa (todas las drogas afectan directamente a esta área) que es la encargada de hacernos sentir placer cuando se consume. Por eso nuestro cerebro recuerda los efectos placenteros de las drogas. Una vez estimulada esta área, la sinapsis entre neuronas comienzan a disminuir de las diferentes áreas de nuestro cerebro y por ende se empieza a percibir los efectos, como, por ejemplo: enlentecimiento del habla o la falta de coordinación.

El resto de las drogas acceden a nuestro organismo de la misma forma o de otras distintas. En el caso del cannabis lo hace de forma fumada. Esto hace que los efectos se perciban antes ya que entra en contacto directo a través de alveolos con nuestro torrente sanguíneo. Afectando a nuestro sistema de recompensa cerebral y produciendo efecto tales como somnolencia, apetito y distorsión de la realidad. El cannabis está clasificado como droga alucinógena

El caso de la cocaína habitualmente se ingiere inhalada o fumada, aunque también puede ser inyectada. Los efectos se perciben muy rápidos ya que accede directamente al torrente sanguíneo y de ahí a nuestro cerebro. La cocaína es estimulante y por tanto produce taquicardias, excitación y sensación de euforia entre otras.

Las drogas de síntesis como, por ejemplo, MDMA o Éxtasis, suelen ingerirse por vía oral y sus efectos se perciben a la media hora más o menos, ya que no entran en contacto directo con el torrente sanguíneo. Este tipo de drogas están clasificadas como estimulantes y alucinógenas. Por los que sus efectos son variados llegando a sufrir alucinaciones o paranoias.

Si en una noche de fiesta se ingiere todas estas drogas o algunas de ellas, entendemos que los perjuicios que producen en nuestro organismo van a ser devastadores afectando a la regulación de nuestros neurotransmisores, deteriorando distintas áreas de nuestro cerebro y dañando cada uno de nuestros órganos vitales. Por lo que cabe destacar que los daños que produce una sola noche de fiesta llegan a ser irreversibles.

 

“Las drogas te prometen un universo a cambio de destruir todo lo que tienes”

Creado en: 26 julio, 2019, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación