Adicciones desconocidas, la adicción a la comida

Adicción a la comida - Tratamiento - Atiempo Adicciones

Las adicciones acompañan al ser humano desde hace muchos años. Todos conocemos familiares, amigos, conocidos que han tenido problemas con las drogas; alcohol, cocaína, marihuana…etc. Sin embargo, las adicciones no son tan aisladas como pensamos y están mucho más presente en nuestro día a día y en personas muy cercanas o puede que en nosotros mismo. Algunas adicciones, como la adicción a la comida, son menos conocidas. Eso hace más difícil darse cuenta de la existencia de la adicción. Pero al igual que para otras adicciones, existen tratamientos para trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

Adicción a la comida

La comida (o mejor dicho ciertos tipos de alimentos) funcionan en nuestro cerebro de la misma forma que algunas drogas.

“No puedo parar de comer”

“Sé que no debería, pero lo necesito”

“Mañana empiezo la dieta. Después de navidad”

“Bueno total, por un poco tampoco pasa nada. Si como esto me calmará la ansiedad”

“Todo el mundo lo hace”

“Hoy me merezco comerme este dulce”

Estas son alguno de los pensamientos justificadores para no cambiar la conducta alimentaria y responsabilizarnos del problema.

Al igual que las drogas, algunos tipos de alimentos (azúcares refinados, harinas refinadas, grasas, lácteos…) aumentan los niveles de producción en el cerebro, de un neurotransmisor llamado dopamina, que crea la sensación de bienestar. Una vez que las personas experimentan placer, se asocia el aumento de la dopamina en el circuito de recompensa del cerebro, por eso al comer estos alimentos aparece la necesidad de comer más. Se anulan las señales de satisfacción, por lo que la persona adicta sigue comiendo incluso cuando ya no tiene hambre.

Señales de adicción a la comida

Algunas señales que pueden indicarnos un problema de adicción con la comida, son:

  • El fuerte deseo para ciertos tipos de alimentos (bollería, comida basura, dulces, snacks, panes…)
  • Comer a solas o a escondidas
  • Comen más después de que aparece la sensación de saciedad, o incluso hasta el punto de sentirse enfermos
  • Sentirse mal o culpable después de haber comido ciertos alimentos o por la cantidad
  • Pasar bastante tiempo pensando en lo que he comido o lo que me voy a comer
  • Comer como método para aliviar el estrés o para gestionar emociones desagradables o negativas

No todas las personas que presentan adicción a la comida tienen bulimia, caracterizada por el consumo de grandes cantidades de comida (atracón) y la eliminación de los alimentos a través de vómitos, laxantes, exceso de deporte…. (purgas). Y aunque es bastante común que la consecuencia sea un sobrepeso u obesidad, a veces puede ir no acompañada de ella. Aunque siempre hay consecuencias tanto a niveles físicos como psicológicos. La persona suele sufrir de baja autoestima, bajo estado anímico, irritabilidad y normalmente una gran insatisfacción con su imagen corporal.

Pide Ayuda

En Atiempo Adicciones somos especialistas en tratamiento de todo tipo de adicciones y podemos ayudarte. Puedes ponerte en contacto con el Centro de Tratamiento de Adicciones llamándonos al teléfono 914 00 95 59 o al teléfono 673 139 280, y te asesoraremos.

 

Creado en: 27 febrero, 2018, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Llámanos
Ubicación