Adicción a la prostitución

Tratamiento para la Adicción a la Prostitución en Madrid

En Atiempo Adicciones ofrecemos tratamiento para la adicción a la prostitución a través de una intervención integral que engloba el acompañamiento terapéutico en terapias individuales, grupales, de pareja y familiares. Todas las adicciones llevan implícita la vergüenza que supone confesar que estamos realizando una conducta o administrándonos una sustancia, nociva para nosotros y para nuestro entorno y que, sin embargo, no podemos controlar. Pese a que todas las adicciones, en ocasiones, son juzgadas sin apenas conocer qué significan y de dónde vienen, la adicción al sexo, y en concreto a la prostitución, podemos meterlas en el saco de las más “incomprendidas”. Esto es debido a que la adicción a la prostitución se entiende más como un vicio que como lo que realmente es, una adicción y por tanto una enfermedad.

¿Qué es la adicción a la prostitución?

Cuando hablamos de la adicción a la prostitución no nos estamos refiriendo al consumo esporádico como sustitución al sexo libre sin intercambio económico, si no que la entendemos como una de las variantes existentes dentro de la adicción al sexo. Se caracteriza por la búsqueda de la satisfacción sexual a través de encuentros breves, y como resultado a un intercambio económico, independientemente de que el paciente tenga, además, encuentros sexuales con su pareja habitual o con parejas esporádicas. Este tipo de encuentro sexual puede llevarse a cabo a través del encuentro con prostitutas “in vivo” o a través de webcam. El consumo de este tipo de servicios está definido por una conducta compulsiva que no se puede controlar y que en la mayoría de los casos provoca repulsa pero, aun así, se vuelve a repetir una y otra vez sin poder evitarlo.

Efectos de la adicción a la prostitución

Los efectos del consumo de prostitución podemos encontrarlos en prácticamente todas las áreas de la vida del paciente. El área familiar se ve afectada ya que el adicto tiende a aislarse, ausentándose de los encuentros familiares, para poder satisfacer sus necesidades. El momento en el que la familia no se encuentra en casa o se encuentra realizando una actividad en común es el momento más propicio para el consumo.

A nivel de pareja, los problemas pueden materializarse de manera directa a través de la disminución y empeoramiento de las relaciones sexuales entre la pareja ya que el paciente “necesita” un tipo de relación sexual diferente y debido a ello evita la intimidad con su pareja. Además, la desconfianza y las infidelidades puede acabar provocando la ruptura de la relación. Como efecto indirecto no podemos olvidarnos de la implicación que tiene en la salud el consumo de sexo compulsivo con parejas esporádicas ya que puede haber contagio de enfermedades sexuales que se han adquirido como consecuencia de las conductas sexuales de riesgo fruto de la impulsividad. Si por el contrario no se tiene pareja, la adicción a la prostitución puede dificultar que empecemos una nueva relación ya que este tipo de adicciones van de la mano del aislamiento.

Dentro del área laboral, el paciente puede exponerse a perder su trabajo si consume pornografía en horario laboral algo que ocurre con bastante frecuencia ya que las horas que una persona pasa en el trabajo abarcan gran parte del día.

El ámbito social acaba quedándose esquinada debido al aislamiento que implica la adicción ya que se está buscando continuamente la soledad para la “comodidad del consumo”.

Finalmente, el área económica es de las que más rápido se ve afectada ya que se desembolsan grandes cantidades de dinero para consumir prostitución a través de webs de pago, teléfonos y prostitutas.

No hay que olvidar que el consumo de prostitución en locales tiene asociado otro tipo de consumos desadaptativos y adictivos como alcohol, cocaína, drogas de diseño, etc…

¿Cómo tratar la adicción a la prostitución en Madrid?

El tratamiento de la adicción a la prostitución, como el de algunas adicciones sin sustancia, implican una reeducación. Es importante que el paciente aprenda a diferenciar entre las conductas sexuales compulsivas llevadas a cabo por consumo y las conductas sexuales producto de la necesidad vital. En el caso del consumo de prostitución “in vivo” es más fácil de identificar debido a que implica un desplazamiento y resulta más fácil evitarlo, en el caso de las conductas de masturbación a través de la pornografía la dificultad es mayor. Es necesario que el paciente realice una conexión con sus necesidades para poder comenzar con estas diferencias y así conseguir la reeducación sexual. El tratamiento se realiza de forma integral a través de terapias individuales y grupales y con ellas se busca identificar el contenido emocional asociado a estos consumos que serán los que determinarán la razón por la que se ha llevado a cabo. No es lo mismo la búsqueda de sexo como solución a una situación de ansiedad que nos ofrezca un “escape” a una situación desagradable o la búsqueda de sexo como necesidad vital.

Contacta con nosotros

Solicita más información sin compromiso

Teléfono 673139280
Asistencia 24H: 914 009 559

Acepto la Política de Privacidad

Visita nuestra Clinica

centro desintoxicacion madrid

Transporte público:
• Metro: L6 y L9 (Sáinz de Baranda)
• Autobúses: 2, 15, 30, 56, 143, 156, 215

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación