Prevención adicción en adolescentes

prevención adolescentes

Nuestro Programa de Prevención de Adicciones en Adolescentes

Desde Atiempo intentamos tanto prevenir como acabar con las adicciones. Una vez realizada la valoración del paciente, se ofrece una alternativa terapéutica que encaje de la mejor forma posible en la vida, y momento de la enfermedad, del adolescente.

Lo que hacemos con nuestros adolescentes es instruirles en lo que es la adicción y todo lo que engloba en sus vidas, con el objetivo de no tener que recurrir a un tratamiento de adicciones. Les dotamos de estrategias de afrontamiento, trabajamos sus habilidades sociales, autoestima, inteligencia emocional y les enseñamos a detectar cuales son situaciones de riesgo y de protección. Todas estas herramientas son a nivel personal que cada uno debe descubrir en sí mismo, pero también hacemos hincapié en discernir los distintos tipos de drogas y sus efectos nocivos a nivel cerebral y físico.

Con todo este conjunto de herramientas lo que buscamos es que, en la toma de decisiones, puedan realizar una evaluación coherente y acreditada para que acaben decidiendo “no consumir” a causa de lo aprendido.

Nuestro método de trabajo se pone en práctica a través de terapias individuales y grupales. En las terapias individuales el paciente trabaja de forma pormenorizada su adicción, sus dificultades y también sus fortalezas para ir dejando el consumo atrás. En las terapias grupales se presentan temas importantes, relacionados con la adicción, desde una perspectiva colectiva. Los terapeutas presentan el tema y moderan la terapia y los pacientes exponen sus puntos de vista y sus experiencias. Se trata de un tipo de terapia más vivencial. Además de estas opciones, en Atiempo también contamos la opción de “centro de día para adolescentes”. Se trata de otra alternativa terapéutica para los jóvenes que ni trabajan ni estudian, y pueden llegar a convertirse en adolescentes conflictivos. El objetivo es ofrecerles una alternativa más estructurada y que les ayude a ocupar su tiempo de forma sana. 

adiccion en adolescentes

¿CÓMO SON LAS ADICCIONES EN LOS ADOLESCENTES?

La adolescencia se caracteriza por conductas de experimentación y descubrimiento. En esta etapa es habitual que utilicen las drogas de forma experimental o recreativa. El problema sobreviene cuando este tipo de uso se percibe bajo un falso autocontrol y como situaciones no peligrosas. Esto puede hacernos pasar de uso al abuso y, de aquí, al uso habitual. Es aquí donde se comienza a apreciar la problemática de la adicción. 

La mayoría de los adolescentes se inician en las drogas por su grupo de iguales. El área social es la más complicada de eliminar. El adolescente percibe que son su grupo de referencia y no es consciente que, en muchas ocasiones, lo único que les une es el consumo. Por esto en muchas ocasiones la adicción se complica, no quieren desligarse de los que consideran sus amigos y los lleva a seguir manteniendo los mismos patrones de conductas asociados al grupo.

En esta etapa las adicciones no se perciben de la misma forma que en la etapa adulta. En parte porque la mayoría de los adolescentes no conciben que las consecuencias negativas del consumo sean lo suficientemente graves. Esto es debido a que su cerebro aún no ha llegado a su plena madurez. Cuando llegan a ese momento, comienzan a evaluar las consecuencias de sus acciones. Lo que suele ocurrir en la adolescencia es que tienen una distorsión temporal la cual hace que no pensemos en las consecuencias de nuestros actos a largo plazo y piensen que son invulnerables a que ciertos aspectos les puedan ocurrir a ellos en el momento actual.

INFÓRMATE

Prevención adiccion en Adolescentes

Solicita más información sin compromiso

Pedir Cita Previa

673 139 280 / 914 009 559
Info@atiempoadicciones.com

ven a visitarnos

centro desintoxicacion madrid

Transporte público:
• Metro: L6 y L9 (Sáinz de Baranda)
• Autobúses: 2, 15, 30, 56, 143, 156, 215

¿QUÉ TIPO DE ADICCIONES EN ADOLESCENTES TRABAJAMOS?

Habitualmente acuden a nuestro centro adolescentes con varios tipos de adicciones, aunque las más comunes con sustancia son producto del cannabis, alcohol, en ocasiones cocaína y drogas de diseño y adicciones sin sustancia en especial adicción a las nuevas tecnologías, móvil, juego y apuestas deportivas

Los abusos más importantes vienen del alcohol, droga muy aceptada entre los adolescentes y que les cuesta más visualizar sus efectos perjudiciales. En parte porque está muy reconocida en nuestra sociedad. Existe también un alto porcentaje de consumo de “porros” entre ellos el cannabis. La mayoría de los jóvenes creen que es una droga blanda y que los efectos “no son tan dañinos como el de otras drogas”. El minimizar y negar sus efectos e intentar buscar efectos positivos hace que sea uno de los consumos que más les cuesta aceptar a abandonar.

¿CÓMO SE DEBEN TRATAR LAS ADICCIONES EN ADOLESCENTES?

Cuando los adolescentes comienzan a consumir, los familiares son los primeros en detectar que sus hábitos están cambiando. Por ejemplo, comienzan a salir más de la cuenta, empiezan a ser menos comunicativos, su estado de ánimo es más inestable y la pereza camina su mano; los estudios empiezan a empeorar o abandonan actividades que antes realizan con ahínco. Estas son algunas señales que nos pueden ayudar a detectar que algo está sucediendo.

Muchos de los padres que descubren que sus hijos están consumiendo alguna droga, en primera instancia actúan castigando y prohibiendo. Estos actos son frecuentes ya que el miedo es algo que les embarga. Desde Atiempo recomendamos que en el momento que detecten algún síntoma de consumo, se pongan en contacto con profesionales para que puedan orientarles en un primer momento. Si el consumo de su hijo es algo habitual y recurrente lo mejor será que él mismo adolescente acuda a terapia para así poder ayudarlos a reconducir su vida. 

prevencion de adicciones

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN DE DROGAS EN ADOLESCENTES.

La prevención de drogas en este periodo es de suma importancia.  Debemos tener en cuenta que los adolescentes se encuentran en un periodo crítico del desarrollo por lo que tanto su cerebro como su cuerpo está sufriendo muchos cambios.

En esta etapa promover conductas positivas, evitar situaciones de riesgo y alejarlos de conductas toxicas nos ayudará a que consigan un desarrollo pleno y saludable. La prevención en drogas debe formar parte de su educación. De este modo podrán aprender qué efectos y consecuencias puede tener consumir distintas drogas. Además de descubrir qué actividades o situaciones de protección deben manejar para tener un estilo de vida saludable. Aún así es importante saber que todo esto no sirve para prevenir que los jóvenes consuman o quieran probar experiencias nuevas. A todo esto, hay que añadir el trabajo con ellos en otras muchas áreas de su vida. Estamos hablando de mejorar sus habilidades sociales, aumentar su autoestima y su educación emocional. 

La familia es una faceta trascendental en la prevención. Desde pequeñitos es nuestro contexto social primario. Aquí es donde aprendemos a desarrollar creencias, valores, comportamientos y habilidades y, además, pautas de comunicación. Crear un clima de confianza y bienestar familiar es muy importante para aprender a comunicarnos emocionalmente. Los adolescentes tienden a consumir drogas para evadirse y no enfrentarse a problemas derivados en casa, colegio o con sus iguales. Si educamos a nuestros hijos en la comunicación podremos ayudarles y orientarles hacia un desarrollo equilibrado y sano. El consumo de drogas se trabaja desde un ámbito multifactorial, donde son muchas las áreas que debemos prevenir y reforzar constantemente. 

LOS EFECTOS DE LAS DROGAS EN ADOLESCENTES.

En la adolescencia los efectos de las drogas pueden ser devastadores, tanto a nivel psicológico como a nivel físico. El cerebro adolescente se encuentra en una etapa en pleno desarrollo y, meterle un tóxico en este momento es más que peligroso. Lo que ocurre durante este periodo es lo que llamamos “poda neuronal o sináptica”. Esto quiere decir que se produce una reducción de sinapsis producto de elementos ambientales y que está muy relacionado con el aprendizaje.

Las drogas forman parte de los elementos ambientales que afectan a estar reducción sináptica. Si el adolescente comienza a consumir varias drogas esta poda puede verse intensificada y con ello nuestro aprendizaje. También los daños en la salud física son más acentuados que en otras etapas ya que se encuentran en proceso de desarrollo. 

Además de estos efectos “neuronales” podemos encontrarnos con consecuencias en prácticamente todas las áreas de la persona. El consumo de drogas tiene graves efectos psicológicos, sobre todo en el estado de ánimo. Las drogas nos deprimen y consiguen que perdamos el control de nuestra vida. Nos volvemos más irascibles y nos dejamos llevar por la intensidad del momento por lo que al final acabamos dinamitando nuestros proyectos a largo plazo. A nivel psiquiátrico el riesgo es también muy alto. El riesgo de brote psicótico aumenta exponencialmente y, si se continúa el consumo, hay posibilidades que acabe convirtiéndose en enfermedad mental.

El consumo de drogas está muy relacionado con problemas en casa: ya sea como consecuencia del consumo o como factor predisponente a su inicio. Lo que está claro es que mientras estamos en consumo no tenemos las herramientas necesarias para enfrentarnos a este tipo de situaciones por lo que es posible que se acaben cronificando. 

Finalmente podemos hablar de las consecuencias legales del consumo de drogas que están muy relacionadas con conductas de riesgo que ponen en juego nuestra salud. Este tipo de conductas pueden ir desde la conducción temeraria hasta las prácticas sexuales de riesgo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación