Adolescentes y sus Dificultades

Los problemas en la Adolescencia

Como la mayor parte de las personas sabemos, y además hemos experimentado, ser adolescente no es fácil. La adolescencia se trata de un momento clave en el que pasan muchas cosas en nosotros mismo y a nuestro alrededor. Quien más, quien menos, podemos decir que prácticamente todos los adolescentes tienen dificultades. Lo que marca la diferencia entre unos adolescentes y otros son, precisamente, las habilidades personales que tienen para enfrentarse a esas dificultades y el apoyo que tienen, o que perciben, de su entorno.

Desde Atiempo Adicciones, como expertos en el trato con adolescentes, tanto en el campo de los adolescentes y el consumo o los adolescentes conflictivos, queremos ayudarte a entender en qué consiste la adolescencia

adolescencia

¿Qué es la adolescencia y cuáles son sus características?

Según la OMS, la adolescencia es el periodo comprendido entre la niñez y la edad adulta. El rango de edad, aunque variable, en el que se sitúa la adolescencia va desde los 10 años hasta los 19. Se inicia con la pubertad. Es un periodo en el que tienen lugar la mayor parte de los cambios biológicos, sexuales, psicológicos y sociales. La adolescencia se divide en dos grandes periodos, la adolescencia temprana, que es donde tienen lugar la mayor parte de cambios biológicos y físicos y que se inicia con la pubertad, y la adolescencia tardía que donde se van produciendo, y asentando, los cambio psicológicos y emocionales.

La repercusión de los cambios físicos en la adolescencia.

Algo tan normal y natural como es el cambio físico conforme van pasando los años puede convertirse en un potente estresor. La adaptación a este cambio va en función de las herramientas que tengamos o en el momento vital en el que nos encontremos. La adolescencia es el paso previo a la edad adulta. Esto quiere decir que en nuestro cuerpo se van produciendo cambios que nos acercan a este momento. Se produce el desarrollo sexual con el cambio en los órganos sexuales y de diferentes partes de nuestro cuerpo. Este cambio puede producir desconcierto y en las primeras etapas resulta incluso difícil de asumir. Esto es debido a que en muchas ocasiones este cambio físico no va tan a la par del cambio psicológico y emocional y por tanto puede ser que nos sintamos un poco desbordados. Por un lado, nos estamos convirtiendo en adultos, sobre todo a nivel físico, pero por el otro lado no nos sentimos como tal.

Los problemas de autoestima en la adolescencia y sus consecuencias.

La autoestima es la valoración que hacemos las personas de nosotros mismos. Nuestra autoestima depende de diferentes factores y todo suma, y por supuesto, también resta. La imagen de nosotros mismo la vamos conformando a través de nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y, también, de la experiencia que vamos acumulando. En función del momento vital en el que nos encontremos le daremos más peso a unas cosas que a otras. En concreto, en la adolescencia, una de las cosas que más peso tiene es la apariencia física. La valoración de nuestra apariencia física estará condicionada, en gran medida, de la aceptación que tengamos en nuestro entorno. Tener una buena autoestima también nos ayudará a sentirnos capaces y aceptar retos. Una vez conseguidos, acabarán reforzando nuestra autoestima, nos querremos más y por ende nos sentiremos más aceptados. A pesar de lo sencillo de la teoría la adolescencia es un momento complicado para tener una buena autoestima ya que es el momento donde nos “examinamos” de ella.

adolescencia

INFÓRMATE

Adolescentes y sus Dificultades

Solicita más información sin compromiso

Pedir Cita Previa

673 139 280 / 914 009 559
Info@atiempoadicciones.com

Transporte público:

 Metro: Sainz de Baranda ; Líneas 6 y 9

 Autobúses: 2, 15, 30, 56, 143, 156, 215

El alcance de los cambios psicológicos en la adolescencia.

Hay diferentes cambios psicológicos que se producen en la adolescencia, pero, si tenemos que elegir los más característicos, podemos quedarnos con la necesidad de independencia, la creación de la identidad y la sensación de incomprensión.
La necesidad de independencia se manifiesta, principalmente, en el intento de separación de nuestras figuras de apego. Los adolescentes necesitan alejarse del paraguas paterno y empezar a tomar decisiones propias y asumir las consecuencias. A veces, estas decisiones, está en el lado opuesto a las de sus padres. Se trata de un movimiento normal que buscar reafirmar su identidad.
Esta identidad es, precisamente, la necesidad de sentirse únicos y empezar a conocer quiénes son. La búsqueda de esta identidad puede manifestarse de muchas maneras, desde cambiar la forma de vestir hasta la ideología política o la búsqueda de pertenecer a tribus urbanas.
Si pensamos en adolescencia lo primero que nos viene a la cabeza es la sensación de incomprensión. Esta sensación es precisamente la consecuencia del no control emocional que en la adolescencia empieza a manifestarse.

¿Cómo influyen los cambios emocionales en la adolescencia?

La adolescencia es un momento que no se caracteriza por tener visión de futuro, o previsión a largo plazo. ¿Esto que quiere decir? Que todo se vive muy intensamente. Lo bueno es muy bueno y lo malo es muy trágico. La gestión emocional se está poniendo en práctica y debido a ello hay determinadas emociones que no saben manejar muy bien, sobre todo la ira y la tristeza. A los adolescentes les cuesta prever las consecuencias de muchos de sus actos debido a que su cerebro no está totalmente desarrollado y por ello todo se vive muy al límite. Esta impulsividad característica de los adolescentes junto con gestión emocional “en prácticas” contribuye a que este periodo se convierta en un coctel molotov a punto de explotar.

¿Cómo de importante es la etapa de la adolescencia y su interrelación con el entorno?

La adolescencia es una etapa muy importante ya que es el momento donde salimos al mundo y ponemos en práctica todas las habilidades que hemos ido aprendiendo. Se trata de un momento en el que nuestros iguales son los más importantes y eso hace que no siempre podamos estar bajo la vigilancia paterna. Se trata de un momento de riesgo donde una mala decisión o la creación de malos hábitos, o dependencias, puedan condicionarnos en nuestra edad adulta.

La importancia de la comunicación en la adolescencia.

La comunicación es una habilidad social que existe para poder relacionarnos. Nuestra comunicación puede ser verbal o no verbal, ambas igual de importantes. De hecho, nuestro lenguaje no verbal forma el 60% del total de nuestra comunicación, lo que significa que solo el 40% es lo que decimos.
Desde pequeñitos aprendemos que si hablamos y expresamos lo que queremos podemos comunicarnos con el resto de las personas de nuestro alrededor. En las etapas de infancia y niñez, por modelado o experimentación aprendemos distintas pautas para comunicarnos, algunas más adaptativas que otras.
Es en la adolescencia donde la comunicación se vuelve algo primordial. Es en esta etapa donde los jóvenes comienzan a identificarse con sus iguales y por ende a comunicarse con ellos. Los padres.

Los trastornos de conducta en adolescentes.

La mala gestión emocional de la que hemos estado hablando puede manifestarse, en muchos casos, a través de la impulsividad. Esta impulsividad puede hacer que acaben apareciendo problemas de conducta observables en agresividad, conductas de riesgo o consumo de sustancias.
Si consideras que tu hijo o familiar adolescente está teniendo más dificultades que las que la propia adolescencia puede entrañar, contacta con nosotros y te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación