Problemas en el desarrollo y el aprendizaje de los niños/as en confinamiento.
relaciones familiares y adiccion

Problemas que puede conllevar en el desarrollo y el aprendizaje de los niños/as este confinamiento.

El estar privados de muchos estímulos externos puede traer muchos problemas en el desarrollo y a nivel de aprendizaje en los menores.

Han sido muchos días en casa y esta situación ha provocado que muchos niños/as sufran ansiedad, angustia, miedo, inseguridad ante una situación amenazante que en ocasiones ni entienden.

Por eso es muy importante que sus padres les expliquen la situación por la cual estamos viviendo acorde a su edad y sus características de personalidad.

Esta situación es normal que la vivan con estrés puesto que es una situación anómala y que ha cambiado sus vidas radicalmente. Modificando todo su entorno.

Si no se le explica correctamente y sus progenitores no tienen un estilo de afrontamiento adecuado les puede traer repercusiones psicológicas a corto, medio y largo plazo.

A corto plazo las reacciones más evidentes las podemos ver en que a algunos niños/as esta situación les provoca que les cuesta concentrarse, que estén más desmotivados y /o apáticos incluso que les cueste recordar.

Si esta situación la viven con más estrés de lo normal y les dura con el tiempo el niño/a puede enfermar desarrollando enfermedades psicológicas o psicosomáticas debido a que somatiza ciertas emociones negativas. Que a la larga les puede provocar enfermedades orgánicas o psicológicas como pueden ser Fobia social, trastornos de ansiedad, Trastorno obsesivo compulsivo, etc.

Muchos niños/as que están empezando a salir a la calle con sus padres/ madres están sintiendo retraimiento a las salidas debido a haber estado tantos días aislados de su entorno.

A muchos /as les cuesta relacionarse con su entorno y responder a estímulos de fuera de su hogar.

Por eso el adulto que salga con el menor a la calle en la salida diaria debe elaborar una lista de actividades para hacer con el menor con el fin de ayudarle a remitir sus síntomas de angustia, miedo, inseguridad que le provoca la calle y que vuelva a coger confianza y a disfrutar del tiempo que pasa fuera del hogar.

Respecto al hogar también los adultos que vivan con el menor deben adaptar la casa a los niños/as, ahora mismo es dónde pasan casi todo su tiempo así que deben de llenarlos de estímulos, elaborando una lista de actividades conjuntas en familia, al igual que organizando una planificación del diario para tener cada miembro dela casa una ocupación y mantener también la mente activa.

Han sido muchos días en casa y el riesgo de enfermar a nivel de salud fisca y emocional se ha ido incrementando, por ese motivo es muy importante una actitud positiva por parte de los adultos que convivan con el menor en el hogar.

El menor debe verse protegido y muy querido .Si siente que están cubiertas sus necesidades emocionales el menor se sentirá mejor y los emociones negativas remitirán sintiéndose muy contento y viendo esta situación como una amenazad negativa pero que pasará y todo volverá a la normalidad.

Hay que hacerles entender que pronto todo acabará y volverán a tener el contacto social con sus profesores y sus amigos/as, mientras tanto es bueno que los padres/madres utilicen con ellos videollamadas o redes sociales para que puedan relacionarse con ellos/as.

El apoyo social es clave para sobrellevar mejor esta situación.

Es imprescindible en estos tiempos de Covid-19 que la familia este más unida que nunca realizando muchas actividades conjuntas para que tanto padres/ madres como menores tengan una buena salud emocional no derivando en consecuencias negativas a largo plazo.

Creado en: 28 mayo, 2020, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación