Cómo saber si soy alcohólico
Cómo saber si soy alcohólico - Atiempo Adicciones Madrid

El alcohol es la droga más consumida en nuestro país, y la que más problemas personales, sanitarios y sociales produce. A pesar de que muchos no la consideran una droga, sus consecuencias en la vida de los adictos son devastadoras. Por eso, debemos estar atentos a los indicios que nos ayuden a saber si soy alcohólico.

La adicción al alcohol es una enfermedad grave que no aparece de la noche a la mañana. Es un proceso largo en el que poco a poco, el alcohol va tomando las riendas de la vida de la persona adicta hasta que esta pierde el control. Sin embargo, en la mayoría de los casos la persona alcohólica es la última en darse cuenta de que su consumo de alcohol está fuera de control. Quizás tú o alguien de tu entorno tenga problemas con el alcohol. ¿Cómo puedo saber si soy alcohólico, entonces? Hoy vamos a dar algunas claves para determinar si el consumo de alcohol puede ser un problema.

Cómo saber si soy alcohólico. ¿Qué significa ser adicto al alcohol?

El alcoholismo o adicción al alcohol es una enfermedad mental grave que se caracteriza porque la persona que la padece no puede dejar de beber a pesar de las consecuencias físicas, mentales, sociales, laborales y económicas y familiares que le lleva el beber.

Algunos de los síntomas más importantes de la adicción al alcohol son:

  • Necesito que siempre haya alcohol disponible. Por ello, compro de forma compulsiva para no quedarme sin alcohol por la noche o durante los fines de semana.
  • Escondo alcohol en distintos lugares de mi casa para no sentirme observado ni controlado por mi familia.
  • Cada vez necesito beber más alcohol para conseguir estar bien, es decir, cada vez tolero más el alcohol.
  • Beber me trae problemas en el trabajo (retrasos, absentismo, no cumplimiento de tareas…) y también con mi familia, ya que dejo de hacer cosas con ellos.
  • Me enfado cuando alguien cuestiona donde he estado o me pregunta por mi consumo de alcohol.
  • Dejo de hacer planes en los que no está involucrado el consumo de alcohol.
  • Noto cambios en mi comportamiento: robos, mentiras, intentos infructuosos de dejar de beber, sentimientos de culpa, irritabilidad, lagunas mentales.

El ángel que se convierte en demonio

La mayoría de los familiares de las personas con adicción al alcohol coinciden. Nos hablan de personas buenas, nobles y de gran corazón que se convierten en auténticos demonios cuando beben.

Esta transformación de la personalidad es común en las personas con adicciones y es una de las señales de alarma que tiene que ponernos sobre aviso de la existencia de un problema.

Generalmente, la mayoría de las personas con adicción al alcohol, cuando beben se convierten en personas inmaduras e inseguras, que utilizan el chantaje emocional para conseguir lo que quieren. Se muestran inseguros, con baja tolerancia a que les lleven la contraria, celosos, fanfarrones. Todo esto responde a una forma de tapar su inseguridad y sus sentimientos de culpa.

Alcoholismo de fin de semana

Muchas veces, al pensar en una persona alcohólica, nos viene a la mente a aquella que es incapaz de dejar de beber, que pasa todos sus días bebiendo. Sin embargo, hay otras personas que beben ocasionalmente (los fines de semana o de manera esporádica) que también son alcohólicas, aunque no se reconozcan como tal. Son personas que toman grandes cantidades de alcohol en periodos cortos de tiempo, como los fines de semana.

De hecho, al concentrar todo el consumo de alcohol durante el fin de semana, las consecuencias sobre la salud mental y física de estas personas son muy perjudiciales.

Buscar tratamiento para la adicción al alcohol

Es común que las personas alcohólicas traten de tapar su problema y lo nieguen ante su familia y amigos. Sin embargo, cuando en nuestro entorno aparece una preocupación por nuestro consumo es hora de plantearnos si realmente tenemos un problema con el alcohol. Es hora de hacer análisis de conciencia para saber si soy alcohólico.

Tratar la adicción al alcohol no solo consiste en dejar de consumir. El tratamiento del alcoholismo pasa por enseñar a la persona a afrontar su vida y sus problemas y situaciones sin recurrir al alcohol. Y esto no es fácil. Por ello, es necesario dejarse ayudar y recurrir a un centro especializado en adicciones. En ellos podremos encontrar tratamientos para la adicción al alcohol supervisados por especialistas en esta adicción.

Esperamos que este articulo haya ayudado a saber si tienes un problema con el alcohol. Si tienes cualquier duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Creado en: 7 junio, 2017, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación