La primavera es algo que nos altera
Adicciones en primavera

Aunque el riesgo de consumo de drogas (así como su prevención y tratamiento) es un problema permanente sea cual sea la estación del año, en esta época del año se disparan los factores de riesgo y exposición, y es habitual que haya un repunte de los problemas relacionados con las adicciones en primavera.

Tener este efecto presente y reaccionar a tiempo nos ayudará a evitar riesgos mayores y mejorar nuestra calidad de vida.

Adicciones en primavera

Estamos en primavera, la estación en la que los días son más largos, el sol se potencia y suben las temperaturas. Los paisajes se llenan de flores, colores y olores, invitándonos a pasar más tiempo fuera disfrutando de los amigos y de la familia.

Es una estación alegre, para disfrutar, salir y hacer cosas que no hemos podido hacer durante los lluviosos y grises días de invierno. Pero no todo es alegría, hay una parte no tan bonita en esta estación que precede al verano y a las vacaciones.

No es casualidad que en verano y vacaciones el repunte de consumo de drogas (entre ellas alcohol y cocaína), y de recaídas, se dispare.

Por un lado, aumentan las situaciones de riesgo y la exposición a sustancias adictivas. Comuniones, bodas, ferias, celebraciones, eventos, cumpleaños, festivales… en los meses de calor aumentan los festejos, y con ello, la disponibilidad y asociación al consumo de diversas drogas. Esto ayuda a aumentar el autoengaño y negación de personas que pueden estar sufriendo una adicción. Se “normaliza” en diferente contexto el consumo porque “todo el mundo lo hace”, “es lo normal” y “sólo lo hago en estos eventos”. Este autoengaño es muy típico y usado para engañarse a uno mismo y negarse la realidad de la adicción.

Sin embargo, si la persona ha tomado conciencia de su problema y está realizando un tratamiento para la desintoxicación y recuperación, es una época peligrosa en que se debe aumentar la protección y no prescindir del tratamiento. Con las vacaciones, muchas veces salimos de la rutina y tareas cotidianas que nos mantienen en una zona confortable y segura, tan necesaria para una recuperación exitosa.

Especialmente los adolescentes, que dejan los estudios en verano, al tener más horas libres y tiempo disponible, si no saben manejarlo y marcarse una rutina saludable pueden acabar en problemas de conducta o de drogas.

Aunque el riesgo de consumo de drogas y la prevención o tratamiento es un problema permanente sea cual sea la estación del año, en esta época del año se disparan los riesgos y las consecuencias negativas e incluso mortales (accidentes coche, peleas, sobredosis, etc.), por lo que reaccionar es evitar riesgos mayores y mejorar la calidad de vida.

Si te sientes identificado con el texto o estas preocupado con algún familiar o amigo, buscar ayuda lo antes posible es el mejor antídoto. Cuando descubrimos una adicción normalmente está instaurada desde hace tiempo, y reaccionar cuanto antes juega a favor en la recuperación.

Creado en: 5 junio, 2018, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación