ADOLESCENTES: Impulsividad y Agresividad
Adolescentes: impulsividad y agresividad

Aunque cada adolescente es un mundo y existen diferencias individuales entre ellos, hay características frecuentes y comunes a la mayoría. Por ejemplo, uno de los rasgos más asociados a la adolescencia es la impulsividad.

La impulsividad en la adolescencia se caracteriza por el “hacer y luego pensar”. Su mala gestión puede derivar en agresividad, y en problemas de adicciones.

La impulsividad en los adolescentes

La impulsividad es un rasgo de la personalidad caracterizado por la tendencia a comenzar o continuar una conducta (actos o palabras) sin tener primero en cuenta las consecuencias que puede tener, tanto para uno mismo como para los demás. Se actúa solo siguiendo el impulso sin tener en cuenta ni analizar las distintas variables a priori.

Identificamos la impulsividad en los adolescentes cuando:

  • Actúan sin pensar.
  • Buscan experiencias arriesgadas y peligrosas.
  • Presentan una baja tolerancia al aburrimiento.
  • Se comportan de manera desorganizada y sin planificación.
  • Tienen problemas de memoria y olvidos.
  • Muestran inconstancia y cambios frecuentes de actividades.
  • Les cuesta esperar su turno para hablar.
  • Actúan en ocasiones de forma inapropiada.

En la adolescencia, el cerebro aún es muy vulnerable y no está completamente desarrollado. Por ello, las experiencias o vivencias en esta época pueden provocar cambios en el desarrollo cerebral. Esta inmadurez cerebral a nivel emocional lleva en muchas ocasiones a la búsqueda de conductas de riesgo. Por eso, la impulsividad es un rasgo tan característico en muchos adolescentes.

La impulsividad puede derivar en agresividad y problemas de adicciones

La mala gestión de la impulsividad, unido a situaciones o experiencias socioemocionales complicadas, suele llevar a conductas de agresividad. En muchas ocasiones se relaciona también con el consumo de alcohol y otras drogas, así como una tendencia a conductas adictivas con el juego y las apuestas.

Tenemos que estar atentos cuando nuestros adolescentes están pasando por esa época importante en su desarrollo. Eso nos permitirá detectar y actuar pronto ante las señales de alarma que nos avisan que están pasando a más y que tenemos que ponernos a la acción

Creado en: 5 julio, 2018, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación