¿Soy adicto a la cocaína?
Tengo adicción a la cocaína | Atiempo Adicciones Madrid

Es posible que conozcas a alguien con serios problemas con la cocaína, que haya perdido su trabajo, su casa e incluso su familia por culpa de esta droga. Es posible que sospeches de alguien que puede acabar así si no frena su consumo. Incluso puede ser que tú mismo, si eres consumidor de coca, te hayas preguntado alguna vez ¿soy adicto a la cocaína? Hoy en el blog, vamos a tratar de resolver esta cuestión sobre la adicción a la cocaína.

Adicción a la cocaína

La mayoría de las personas comienzan a consumir cocaína de manera ocasional, en fiestas y salidas nocturnas. En algunos casos, estos “consumos sociales” se van haciendo más y más habituales, hasta que llega un momento que la persona no es capaz de dejar de consumir, aun a riesgo de poner el peligro su salud e incluso el bienestar de su familia.

Y es aquí donde radica la diferencia entre adictos y no adictos a la cocaína. No importa la cantidad de cocaína consumida o las veces que una persona consume a la semana, lo que caracteriza el consumo de las personas adictas es el uso compulsivo de la droga, que hace que la persona deje de tener el control sobre lo que este consumiendo y sea incapaz de parar una vez empieza.

De hecho, muchos adictos pueden abstenerse de consumir durante periodos largos de tiempo, pero cuando vuelven a consumir vuelven a perder el control y no son capaces de parar hasta que algo externo les frena.

Otros síntomas de la adicción a la cocaína.

Además de la pérdida del control, que hace que las personas con adicción a la cocaína no sepan frenar su consumo, otros síntomas que se relacionan esta enfermedad son:

  • Necesidad de consumir dosis cada vez más grandes de cocaína para conseguir colocarse.
  • Pasar más tiempo del que se tenía inicialmente planeado consumiendo o en actividades relacionadas con el consumo.
  • Gastar más dinero del previsto en cocaína.
  • Dejar de lado a la familia y los amigos por consumir cocaína.
  • Desatender las actividades personales y laborales por consumir cocaína.
  • Seguir consumiendo a pesar de las consecuencias negativas del consumo.
  • Gran deseo de cocaína (craving) cuando la droga no está disponible.

 

Las preguntas clave

Las siguientes preguntas, planteadas de modo orientativo, pueden orientarte sobre la existencia o no de un problema con la cocaína. Sin embargo, estas preguntas no pueden sustituir el diagnostico de un especialista en adicciones. Responde de la forma más honesta posible a las siguientes cuestiones en relación a tu comportamiento de los últimos seis meses:

  • ¿Has consumido más cocaína de la prevista en cada ocasión de consumo?

  • ¿Has dejado de participar en algunas actividades por consumir cocaína?

  • En los momentos en los que no tienes accesible la cocaína, ¿tienes fuertes deseos de consumir?

  • Si el consumo ha generado discusiones con familiares y amigos, ¿has seguido consumiendo a pesar de estas peleas?

  • ¿El consumo de cocaína ha interferido con tus obligaciones laborales o académicas?

  • ¿Has tenido que aumentar la cantidad de cocaína consumida para experimentar los mismos efectos que conseguías al principio?

  • ¿Has intentado dejar de consumir sin éxito?

 

¿Por qué soy adicto a la cocaína?

Algunas personas necesitan consumir solo unas pocas veces para desarrollar un trastorno adictivo. Otras, sin embargo, pueden pasar años consumiendo hasta que desarrollan los síntomas de la adicción. Incluso hay personas que no llegan a convertirse nunca en adictos.

Estas diferencias se deben a la vulnerabilidad genética de cada uno a la adicción; y también por factores psicológicos y sociales (entorno consumidor, presión de grupo…). La vulnerabilidad genética a la adicción se refiere a una alteración en los circuitos cerebrales que controlan las áreas de refuerzo del cerebro. En las personas con una adicción, lo que empieza siendo una acción voluntaria (consumo de cocaína) se acaba convirtiendo en un impulso irrefrenable e incontrolable por un déficit en estas áreas cerebrales.

Es decir, la adicción es una enfermedad cerebral crónica en la que el sistema de recompensa del cerebro está dañado y por ello, requiere un tratamiento especializado para poder frenarla.

Reconocer que existe un problema en relación al consumo de cocaína es el primer paso para resolverlo. Muchas personas piensan que van a ser capaces de superar la adicción sin buscar ayuda externa, pero esto no suele funcionar en la mayoría de los casos. Como hemos dicho, la adicción es una enfermedad y como tal necesita un tratamiento especializado e integral.

¿Quieres saber más?

¿Crees que tú o alguien de tu entorno puede tener un problema con la cocaína?

Llámanos y nuestro equipo te asesorará sin compromiso.   

Creado en: 8 febrero, 2017, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos
Ubicación