El alcohol, la droga más aceptada

El alcohol es la droga más aceptada socialmente - Tratamiento de Adicciones en Madrid - Atiempo Adicciones

El alcohol es la droga más aceptada. Tiene buena imagen, e incluso está relacionado con el ocio. Y ese es uno de los motivos que convierten al alcohol en una sustancia tan peligrosa.

No hay que perder de vista que la adicción al alcohol sigue siendo una adicción. Es una sustancia que genera dependencia y que produce alteraciones en la percepción y el comportamiento de quienes lo consumen. Y es que aunque no esté “mal visto”, aunque sea posiblemente “la droga más aceptada”… el alcohol sigue siendo una sustancia adictiva, que requiere de un tratamiento para desintoxicarse del alcohol.

La droga más aceptada a nivel social

El alcoholismo es una enfermedad crónica con muchas consecuencias tanto físicas como psicológicas. Es la droga más consumida en España y, además, cuenta con una buena imagen a nivel social hasta el punto de que muchas actividades de ocio están relacionadas con el consumo de alcohol.

Los datos de prevalencia en España son muy desalentadores. De un 5% a un 7% de la población española presenta problemas con el alcohol. Esto podría suponer que aproximadamente 2,5 millones de españoles necesita ayuda para superar la adicción al alcohol.

Varias son las causas de este elevado consumo de alcohol, aparte de las ya mencionadas. Las personas utilizan el alcohol como medio para divertirse, para sentirse aceptados por un grupo, para desinhibirse y no sentir vergüenza y también como vía de escape de los problemas.

Es habitual que el consumo de alcohol vaya de la mano del consumo de otras drogas como cannabis, cocaína, relajantes… Estas mezclas son muy peligrosas, ya que producen cambios en los efectos de las drogas, muchas veces potenciándose los síntomas físicos y mentales que se producen en quienes las consumen.

El hecho de que el consumo de alcohol sea tan común hace que la detección de los problemas relacionados con la adicción a esa sustancia sea más complicada. A veces, pensamos que la cantidad de alcohol que una persona consume o la frecuencia del consumo están directamente relacionados con el grado de importancia del problema. Pero lo más importante son las consecuencias negativas que el alcohol produce en la vida de la persona. Son comunes señales de alarma como:

  • Beber más de lo que se había planeado.
  • Perder mucho tiempo con el alcohol (antes, durante y después de consumir).
  • Tener problemas en el trabajo y con las personas de alrededor.

Si reconoce estas características en usted o en alguna persona de su entorno, es posible que exista un problema de alcoholismo. Es importante hablar con la persona afectada para expresarle nuestros sentimientos como familiar y mostrarle todo el apoyo posible. Al principio suele haber muchas resistencias a dejar el consumo, y por eso tenemos que tener paciencia y no desistir en el objetivo, que es que la persona con alcoholismo se ponga en tratamiento cuanto antes y consiga recuperarse de esta enfermedad.

Creado en: 11 julio, 2018, por : ATIEMPO Adicciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Llámanos
Ubicación